EuskaraEspañol
EuskaraEspañol

Las gallinas en Navarra deben continuar confinadas para combatir la gripe aviar

Noticias Generales

gallinas-confinadas-navarra-gripe-aviar.jpg

La Dirección General de Agricultura y Ganadería del departamento de Desarrollo Rural prohibió el mes pasado la cría de aves de corral al aire libre en todas las instalaciones avícolas de la Comunidad Foral hasta el 15 de febrero.

Sin embargo, la evolución de esta enfermedad viral las últimas semanas ha provocado que el Ministerio haya decidido mantener el confinamiento por lo que las granjas navarras deberán continuar cumpliendo medidas para evitar focos en la Comunidad Foral.

TANTO INTENSIVO COMO EXTENSIVO

Estas restricciones afectan a todas las aves, tanto de intensivo como de extensivo, pero estas últimas que son minoría en Navarra están más perjudicadas porque se les impide estar al aire libre. En cambio, las de intensivo se encuentran siempre en le interior de las instalaciones, aunque para ellas también deben adoptarse controles para prevenir contagios.

PATOS, GALLINAS CAMPERAS O POLLOS DE CASERÍO

El presidente de EHNE, Fermín Gorraiz, ha asegurado en la mañana de este lunes que el sector en Navarra no se encuentra “tranquilo” ante el brote de gripe aviar detectado en España a principios de año.

“El ganadero o ganadera deben sacrificar todo el corral con un solo caso. La mayoría de gallinas y pollos están en naves cerradas, pero las de extensivo, como patos, gallinas camperas o pollos de caserío, no pueden salir a la calle”, ha indicado.

UN EJEMPLO

Patxiku Irisarri, secretario de este sindicato, ha recordado que “la gripe aviar coincide con la época de migración”. De esta forma, puede ocurrir que “si aves, como cisnes o cigüeñas, están contagiadas y beben agua de una balsa o laguna, contaminan el estanque, y se corre el peligro de que una explotación cercana use esa agua”.

UN PORCENTAJE ÍNFIMO

Irisarri ha señalado que hay censadas unas 370 granjas de tamaños muy diversos en la Comunidad con aves, de las que 27 –16 de ellas en ecológico– disponen de gallinas camperas. “Suponen un porcentaje ínfimo sobre el total”, cifra.

Desarrollo Rural ha indicado en una nota que esta enfermedad, que no se transmite a humanos, resulta “extremadamente contagiosa, con una elevada mortalidad en 24 horas en las explotaciones avícolas comerciales”.